Actualizado:

Información fundamental

T-301 de 2016

Temas abordados

Causal riesgo para la vida o la salud de la mujer / Causal malformación fetal incompatible con la vida / Derecho a la salud / Objeción de conciencia / IVE derecho fundamental / Edad gestacional / Derecho a Diagnóstico / Plazo para a IVE / Derecho a la Información / Obligaciones y deberes / Coexistencia de causales / Alcance sentencia C-355 de 2006 / Certificado médico

Tener en cuenta

Se trata de una sentencia relevante y completa, donde se hace un recuento de los estándares (reglas y su-breglas) fijados por la Corte Constitucional en IVE y también se fijan nuevos estándares.

La Corte desarrolló los tres componentes del derecho a la IVE, información, accesibilidad y disponibilidad, de manera que la vulneración de cualquiera de estos componentes por parte de los prestadores puede dar lugar a la indemnización de perjuicios.

Así mismo, se habló sobre la regla de la coexistencia de causales, que consiste en que ante la coexistencia de dos o más causales, es necesario que el operador o el prestador del servicio de salud aplique aquella que resulte más favorable y oportuna para la mujer.

Estándares jurídicos fijados en la sentencia

  1. El derecho fundamental a la IVE NO se limita a la realización del procedimiento médico, sino que también supone componentes básicos de información, accesibilidad y disponibilidad en los servicios por parte de las EPS.
  2. Cuando una mujer desea interrumpir su embarazo, los operadores o prestadores del servicio de salud tienen la obligación de identificar si su situación se enmarca en alguna de las causales contempladas en la sentencia C-355 de 2006, y en el evento en el que se evidencie la coexistencia de dos o más causales, deberá proceder a dar aplicación a aquella que exija menos requisitos y/o que suponga menos cargas para las mujeres; aquella que resulte más favorable y oportuna para la mujer.
  3. No existen limitaciones de carácter temporal para la realización del procedimiento de IVE en las causales dispuestas en la sentencia C-355 de 2006, siendo exigible incluso en etapas avanzadas del embarazo. Por lo que las EPS deben estar preparadas para atender solicitudes de aborto que se encuadren en las situaciones identificadas en la sentencia C-355 de 2006, que tengan que ver con embarazos en etapas avanzadas, contando con disponibilidad en sus redes de prestadores que estén en la capacidad de atender la eventualidad, y la identificación previa de los mismos para realizar el procedimiento en el menor tiempo posible.