Actualizado:

Información fundamental

SU-096 de 2018

Temas abordados

Causal malformación feta incompatible con la vida / Causal riesgo para la vida o la salud de la mujer / Derecho al Diagnóstico / Derechos Sexuales y Reproductivos como Derechos Humanos / Requisitos adicionales / Derecho a la vida / Alcance sentencia C-355 de 2006 / Obligaciones y deberes / Objeción de conciencia / Plazo para la IVE / Edad gestacional / Autonomía reproductiva / Certificado médico / IVE derecho fundamental

Tener en cuenta

Se trata de la primera sentencia de unificación en IVE en Colombia.

La Corte recoge todo el precedente jurisprudencial en IVE y ratifica los estándares (reglas y subreglas) para la protección y garantía de este derecho, que son de obligatorio cumplimiento.

Es una sentencia determinante que sin duda debe tenerse en cuenta! Se recomienda leer la ficha en su totalidad.

Estándares jurídicos fijados en la sentencia

  1. Las mujeres han soportado una discriminación histórica que ha restringido su autonomía y su libertad reproductiva. En esta línea, la interposición de barreras para la IVE es una violación a las obligaciones internacional del Estado (CEDAW) y constituyen discriminación y violencia contra las mujeres.
  2. Ante la falta de respuesta inmediata de las EPS, muchas mujeres se ven en la necesidad de acudir a abortos clandestinos o por fuera del sistema de salud, por lo que no es posible seguir imponiendo requisitos y cargas adicionales.
  3. Estándares y deberes de protección derivados del derecho fundamental a la IVE:
    (i). Frente al término de los cinco (5) días para la atención de la solicitud de IVE: Pese a las declaratorias de nulidad del Decreto 4444 de 2006 de MSP y la instrucción que contemplaba el plazo de cinco (5) días para la atención de la IVE en la Circular 003 de la SNS por parte del Consejo de Estado, la Sala Plena estima que este término deberá seguir siendo aplicado hasta tanto se regule la materia.
    (ii). Frente a edad gestacional: la Sala aclara que aun cuando sea avanzada, basta con la decisión y el consentimiento informado de la mujer.
    (ii). Frente a objeción de conciencia: Este derecho aplica para quien “realiza directamente la intervención médica,quedando excluido el personal que realiza actividades médicas preparatorias o posteriores a la intervención“.
    (iv). Frente a causal salud: Lo que se certifica es una “amenaza” a la vida o la salud, es decir, que el certificado del peligro para la salud es suficiente y no se requiere de comprobación del mismo para luego si certificar.
    (v). Frente a causal malformación incompatible con la vida: Se aclara que el marco normativo no exige probar fehacientemente la inviabilidad sino la “probabilidad” de inviabilidad. Basta con que se indique en la certificación que el feto “probablemente no vivirá”. Así, el juez no puede entrar a debatir qué certificado es más idóneo de otro, teniendo la mujer que soportar una espera injustificada. Concluyó la Corte que se trata de un estándar flexible.
    (vi). Frente a “aborto por discapacidad”: Recogió la Sala Plena las observaciones del Comité DPCD y señaló que la causal incompatibilidad con la vida es convencionalmente admisible, mientras que las solas anomalías o graves enfermedades no lo son. Ahora bien, reconoció que la Convención DPCD no reconoce derechos a la vida a los fetos sino a solo a las
    (vii). Frente a la medida provisional: La Sala Plena avaló la medida provisiona del juez de instancia y señaló que las medidas provisionales en IVE son procedentes siempre que los jueces verifiquen la existencia de certificados médicos que configuran las causales.